Crinigan Inoculantes I Pioneros en biotecnología

Eficacia segÚn soporte

por Ing. Agr. Gabriel M. Frontera.

Básicamente existen en el mercado actual 3 tipos de soporte:

1-Turbas
2-Dolomita
3-Líquidos


TURBA

Es un soporte bastante difundido, uno de los más antiguos en cuanto a su uso.
La eficacia de este soporte depende de la calidad de la turba, que no es ni mas ni menos, que suelo finamente tamizado con un alto porcentaje de materia orgánica.

Cuando se habla de calidad, los parámetros tomados en cuenta son físico-químicos, pero no se habla de contaminación microbiológica.

Como las turbas elegidas son de alta fertilidad orgánica y nitrogenada, es muy preciso decir que también contienen un alto potencial microbiológico para desarrollar tanto bacterias como hongos naturales de esos suelos.

Estas características deben ser tenidas en cuenta por que se pueden introducir junto con el inoculante, enfermedades especialmente fúngicas en los cultivos de leguminosas.

La tendencia actual es disminuir este riesgo a través de la esterilización de la turba, técnica que es efectiva, pero que no elimina la contaminación natural de la turba. "El tratamiento controla parcialmente la contaminación microbiológica natural de este soporte".

Para comprobar estas afirmaciones sólo basta hacer recuento de contaminantes, especialmente fúngicos, antes y después de la impregnación.

DOLOMITA

Es un soporte inorgánico natural cuya composición es en base a carbonato de calcio y magnecio con pequeñas porciones de hierro.
La gran ventaja de este soporte es que por ser inorgánico, prácticamente, no tiene contaminación natural, especialmente fúngica. Sólo cabe esperar la existencia de algunas bacterias esporuladas o productoras de quistes (Azotobacter).

La manipulación de este soporte con el agregado de algunas arcillas mejoran notablemente su calidad, llegando a PH cercanos a la neutralidad.

La humedad puede mantenerce a través del tiempo 360 días con el agregado de adherente que a su vez mantiene absorbida a la bacteria incorporada Rhizobium o Bradyrhizobiun.

En el mercado actual existen soportes dolomíticos mejorados con hierro, fósforo y azufre permitiendo el logro de un producto seguro y de calidad mineral óptima para un eficaz nacimiento y una nodulación eficiente.

LIQUIDOS

Son soportes que tienen básicamente un medio nutritivo con una alta concentración de bacterias rizobianas, es seguro en cuanto a que no contiene contaminantes, si industrialmente están bien elaborados. El problema es que a temperaturas elevadas ( aprox 30 C en adelante) se deshidratan bajando peligrosamente la carga microbiológica. Esta propiedad se establece desde el momento de su aplicación en adelante. Si las condiciones de humedad son adecuadas ( del suelo o del ambiente) se asegura una eficiente aplicación. No son compatibles con el tratamiento de curación de las semillas con productos antifúngicos y menos aún cuando el líquido inoculante viene combinado con el líquido curasemillas en un mismo envase.

Hay combinaciones sobre los soportes líquidos que permiten una mejor elección por practicidad o comodidad.

A- Líquidos Oleosos:

Líquidos más agregado de Aceite Vegetal o Mineral que permiten disminuir el problema y la deshidratación y mejorar la distribución del inoculante sobre la semilla.

B- Líquidos Oleosos + Inoculante Sólido:

Estos vienen en un mismo envase pero coexisten separados, sólo se mezclan en el momento de su aplicación. Este tipo de inoculante mejora aún más el problema de las deshidratación de los inoculantes líquidos, mejorándose no sólo la distribución sino también la adhesión del inoculante a la semilla.


C- Líquido Oleoso + Fungicida + Inoculante:

Esta es una combinación donde, por una parte se combina el líquido oleoso más el fúngicida curasemillas y luego, en el momento de su aplicación se agrega el inoculante sólido que puede venir en el mismo envase o separado. La ventaja de este tipo de inoculante es que se puede curar e inocular en una sola operación.
La viabilidad del rizobio puede disminuir en la medida que el contacto entre el fúngicida y el inoculante sea prolongado. Se aconseja sembrar al poco tiempo de haber realizado la operación de curar e inocular ( No más de 48 hrs.).